El Placer de Amar

Cambios totales de cuerpo de travestis en Madrid

5 septiembre, 2017 by admin

¿Qué es un travestis y que es travestismo?

A lo largo del tiempo ha traído controversia la homosexualidad, sin embargo al hacer estudios en la vida moderna, hemos visto como la sociedad ha aceptado que el amor puede venir de donde sea y que el respeto es lo más importante, lo mismo sucede con el travestismo que por fortuna se sabe más del tema y que incluso podemos diferenciarlo de otros conceptos que generan confusión y que de igual manera es preciso conocerlo, porque la orientación sexual ha sido y siempre será un tema relevante y para conversar.

Y entre lo primero que vamos a aclarar es el travestismo que representa un comportamiento en donde la persona de un determinado genero biológico expresa por medio de vestimenta un rol de genero asignado al sexo opuesto y que está asociado a la transexualidad. Cabe añadir que por su parte un travesti se refiere a la persona que pone en práctica el travestismo, es decir, se centra en el acto de colocarse accesorios y ropa asignado al género opuesto.

Por otro lado, hay ciertos términos que confunden a la población como por ejemplo la transexualidad que se refiere a un término que se usa para designar a esos individuos que han concluido con su transición hacia el género deseado, todo a causa de que su identidad de género no coincide con la identidad sexual que se le atribuye a partir de criterios biológicos por lo tanto modifican las características sexuales externas. Eso nos lleva a establecer una diferencia entre transexual y travesti, siendo la primera el cambio de características sexuales externas motivado por una discordancia real interna entre la identidad de género propia y el sexo biológico mientras que los travestis expresan o tienen la intención de expresar una discordancia entre el sexo de casa persona y los roles sociales asignados a casa genero mediante el uso de accesorios y vestimenta.

Las personas transgénero por su parte hace la referencia a las identidades de género, es decir, son personas cuyas identidades de genero son diferentes del género que se les asigno al nacer aplicado al estado de identificarse como hombre, mujer, ambos o ninguno.

Travestismo moderno y travestismo en la antigüedad

El travestismo ha estado presente en diferentes aspectos de las culturas antiguas, por ejemplo, en la griega donde la madre de Aquiles escondió a su hijo vistiéndolo de mujer para que el mismo no fuese enlistado al servicio militar de Odiseo.

Por otro lado, es preciso agregar que el travestismo se considera una abominación en el contexto bíblico, donde se refleja que un hombre no debe usar atuendos que correspondan a una mujer y viceversa, por lo que los individuos que apliquen la acción comenten una rebelión o irrespeto contra lo que Dios designo a las personas.

En la edad media y edad moderna existieron muchos personajes que para cumplir algún propósito no dudaron en optar por vestirse como el sexo opuesto para concluir con sus cometidos como Juana de Arco, Catalina de Erauso. En el siglo XVIII los géneros dramáticos incluían participación de hombres disfrazados de personajes femeninos y viceversa, mientras que ya en el siglo XIX y XX se convierte en un elemento de diversos espectáculos.

En la actualidad muchos hombres con alma de mujer y viceversa buscan alegrar la vida de las personas en shows nocturno, cumpliendo siempre con sus deberes y derechos ante la sociedad, mostrando sus capacidades sin importar sus preferencias, una mujer travesti hace vida mostrando la feminidad en su máxima expresión y al observar con detalle, nos podemos dar cuenta de todas las libertades en muchas sociedades donde la discriminación ha disminuido, logrando sus metas no solo travestis sino también personas transgénero que cumplen con sus deberes a cabalidad, demostrando todas sus capacidades como sociedad.

travestiCuando un travesti en Madrid comienza a consumir hormonas femeninas para comenzar a realizar los cambios totales de su cuerpo comienza a experimentar muchos cambios en su cuerpo, estos cambios se asemejas cuando la mujer pasa por la etapa de la pubertad, y es que este no es proceso fácil y es largo, pero a la final ellos obtienen el efecto deseado. Si un hombre tiene muchas hormonas femeninas como estrógeno y progesterona, tendrá características físicas mas femeninas, como los senos grandes también conocido como ginecomastia.

Los cambios que se comienzan a producir cuando consumen hormonas es el cambio en los vellos, en este caso les comienza a salir menos vello facial a los hombres, el cabello será menos visible y más escaso, y comenzara a crecer vello en las zonas típicas de la mujer. El estrógeno al ser una hormona femenina genera rasgos femeninos, ya que la progesterona no tiene gran impacto en los rasgos femeninos como el estrógeno, pero sí afecta el tejido mamario. Durante este proceso también se presenta un cambio en el pene aunque no cambia su tamaño este se vuelve más flácido, debido que puede causar una reducción de la grasa abdominal, el pene puede parecer más pequeño, hay menos posibilidades de tener erecciones espontaneas, pero aun puede ocurrir, y durante el primer año de consumo los testículos serán un cuarto más pequeños.

Otro cambio muy notable es que los senos del hombre crecerán si consumen hormonas femeninas o ya las posee naturales. El estrógeno no afecta el tono de voz, un hombre que esté cambiando de sexo mantendrá su tono de voz. El estrógeno puede causar un aumento de peso alrededor de la cintura sin cambiar su estructura ósea. Cuando un hombre está cambiando de sexo, debe tener un tratamiento anti andrógeno, ya que son hormonas masculinas que deben ser suprimidas, este tratamiento puede causar uñas frágiles, resequedad en la piel y es que la combinación de estrógeno y anti andrógenos puede alterar el humor, ya que afecta el cerebro.

Y es que el cuerpo de un travesti sufre cambios totales, pero no son cambios rápidos es un proceso de varios años a la cual muchos travestis Madrid y del todo el mundo se somete con el único fin de verse lo mas femenina que se pueda y lograr convertirse en mujer, para así uno de los últimos pasos de este proceso es el cambio de sexo. Este parecido de las travestis con las mujeres han hecho que en Madrid incluso terminen compitiendo en encantos con las chicas escorts, sin duda alguna, para muchos hombres es una esencia diferente, pues tienen todos los dotes de una chica, desde pechos, cuerpo hermoso y un bello rostro, pero también tienen incluido un plus que si bien, muchos hombres dicen no gustar por no ser parte de su afinidad sexual, a otros les llama la atención por formar parte de un deseo de experimentar nuevas vivencias.

Los travestis tienen sus dotes masculinos, muchas veces incluso más grandes que los de muchos hombres y saben sacarle provecho para satisfacer a clientes que buscan en esencia algo distinto, también brindan compañía para quienes tienen afinidad sexual con estos servicios, pero que sin duda alguna no los ponen de manifiesto, por lo que públicamente frecuentan con la belleza femenina de una travesti y en lo más íntimo disfrutan de su dote masculino que en esencia es lo que a algunos hombres en España les gusta.

Experiencia vivida de un travesti

La sexualidad y la forma en como nos mostramos ante el mundo representa una inquietud desde que somos adolescentes, en esa etapa cambia nuestro cuerpo y hasta nuestra manera de pensar, cuando nos interesaba algún juego, en ese momento nos empiezan a interesar otras cosas, como la apariencia, agradar, conquistar al sexo opuesto o a alguien del mismo sexo, siendo esta última parte un tema controversial en ciertas sociedades y que trae consigo repercusiones, aunque en la actualidad son más los que aprueban el amor venga de donde venga que oponerse a ello.

Y al hablar de sexualidad y de amor, hay muchos tópicos que debemos tocar, definiciones que nos ayudan a entender cómo funcionan las situaciones entre los individuos, sentimientos y emociones que quizá no son nada nuevo, pero que en la antigüedad no se permitían tocar, creando confusión en especial en las personas que reflejaban sensaciones hacia otros de su mismo sexo o que simplemente no se sentían que estaban en el cuerpo correcto, pero hay mayores libertades y mayor información al respecto que no solo orienta a las personas que lo viven sino a todo su entorno.

Hablemos un poco de la psicología del travestismo

Teniendo claro lo que es travesti y las diferencias más notorias con otros términos relacionados, es preciso hacer mención del travestismo y la psicología que hay detrás de ello. Y es que a través de los tiempos en algunas sociedades y religiones han considerado este comportamiento como una enfermedad, sin embargo, especialistas cada vez más lo alejan a una afección.

Muchas de las personas que son consideradas travestis sienten una estimulación al usar ropas de otro sexo y se puede notar las diferentes formas de vivir el travestismo que bien se refleja en el fetiche sexual, en donde vemos no solo a las personas que cumplen con el comportamiento por su identidad sexual, sino que hay personas que disfrutan del sexo con travesti, sienten ese deseo o excitación al ver a otro cumpliendo otro rol, y también tenemos a los que lo incluyen en su vida diaria y conductas.

Muchos especialistas no consideran esta forma de vivir como un trastorno o enfermedad mental, por lo tanto, no requiere un tratamiento, ya que es una forma de elección de vivir la sexualidad, sin embargo, la incomprensión social y la falta de información, hacen que el proceso de aceptación sea difícil y que eventualmente familiares y amigos requieran de ayuda psicológica para orientarse en el tema.

Por otro lado, es preciso aclarar el travestismo homosexual o establecer que una persona travesti no necesariamente debe ser homosexual, al sentir afinidad por atuendos asignados al sexo opuesto y hasta sentir excitación, no necesariamente está inclinado a una conducta homosexual, siendo este último una persona que no concibe que pueda sentirse satisfecha al compartir su vida sexual o amorosa con personas del sexo opuesto.

En cuanto al travestismo heterosexual o Feminofilos se refiere a esos hombres que llevan una vida normal, tienen una profesión, pueden o no estar casados, con familias, pero disfrutan de vestir como mujer, lo realizan como un hobby cualquiera, sin alterar su estilo de vida o preferencias, simplemente les fascina vestir como mujer tanto como mirar al futbol.

Algunos hombres casados se aventuran con travestis para sentir lo mismo que sus parejas pero con la discreción de no ser vistos con un hombre

Los hombres se caracterizan por ser seres curiosos que les gusta descubrir nuevas cosas y nuevas sensaciones sobre todo en el ámbito sexual. A los hombres les encanta explorar lo desconocido e incluso lo prohibido, es algo que les brinda una emoción añadida que les asegura mayor satisfacción y disfrute. Pero cuando llegan a la época de casados, es muy común que se limiten siempre a la misma rutina y las sorpresas y el asombro dejen de formar parte de sus vidas. Por esto es típico que los hombres casados caigan en depresión al no tener nada nuevo que descubrir, y es que está mal visto por la sociedad que aquellos con compromisos estén haciendo cosas fuera de lo común, aun mas cuando se trata de temas tabú para la mayoría. A los hombres casados les causa mucha curiosidad el experimentar como sus mujeres disfrutan del sexo y todo lo que sienten durante el mismo, y es que cuando ya tienen bastante tiempo casados ellos saben perfectamente como es el sexo desde el punto de vista del hombre, pero desde el punto de vista de la mujer es algo que les llama la atención.

Ellos saben que sus esposas disfrutan de una forma diferente y que parece ser por sus expresiones que es muy satisfactorio el ser penetradas, y por esto se vuelve en un tema muy atractivo tratar de vivir lo mismo que ellas. Esto puede ser muy mal visto por la sociedad. Y es que un hombre con otro hombre pone en duda la masculinidad del sujeto frente a todos, pero lo cierto es que esto no es del todo así, pues solo se trata de curiosidad y exploración de la sexualidad. En todo caso, los hombres casados que sienten estos deseos deciden aventurarse con travestis para sentir lo mismo que sus parejas, pero con la discreción de no ser vistos con un hombre, ya que esto los puede avergonzar y afectar en su vida diaria.

Lamentablemente la sociedad puede ser muy injusta y pueden criticar este tipo de aventuras, poniendo un fuerte obstáculo para que los hombres casados descubran esas nuevas sensaciones que esperan por ser descubiertas. Los que son capaces de superar las barreras del tabú se embarcan en estas aventuras, pero evidentemente necesitan hacerlo con mucha discreción y cuidado. Su prioridad es no ser visto con otro hombre para no poner en duda su masculinidad ni su relación con su pareja, y afortunadamente existen muchos travestis que ofrecen servicios eróticos con completa discreción.

amor travesti

Comments

Be the first to write a comment.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *